Usted está en:

 
 

  ÁREAUSUARIOS
usuario ID
contraseña
¿Olvidó su contraseña?
¿Olvidó su nombre de usuario?

 

cabecera noticias img


Una veintena de investigadores del ceiA3 han participado hoy en un workshop, organizado conjuntamente entre el ceiA3 y la Universidad de Huelva (UHU), donde han podido conocer la utilidad en el ámbito agroalimentario del Programa europeo de monitorización Copernicus

Durante la jornada, personal técnico de la Oficina de Proyectos Internacionales del ceiA3 ha presentado el Programa Copernicus Academy Network, del que el Campus forma parte y que se encuadra dentro de su línea de especialización estratégica de Digitalización y Big Data. Esta comunidad académica tiene como misión apoyar a la Comisión Europea en su empeño por incrementar los usos y los servicios que provee el programa Copernicus y su aplicación a las diferentes iniciativas que se desarrollan en las universidades.

Por otra parte, el investigador del Departamento de Agronomía de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes de la Universidad de Córdoba, Sergio Andicoberry, ha expuesto el Programa Copernicus y Sentinnels y el acceso a datos de aplicación a trabajos de investigación agroalimentaria.

Copernicus es el programa de la Unión Europea de observación y monitorización de la Tierra, que analiza el planeta y su medio ambiente en beneficio de los ciudadanos europeos.

Finalmente, todos los asistentes han tenido oportunidad de participar en un coloquio – mesa redonda sobre actuaciones futuras de colaboración entre la Universidad de Huelva y el ceiA3 en el sector de la digitalización agroalimentaria.

Convocatoria Eventos ceiA3

El ceiA3 también a explicado a todos los investigadores de la Universidad de Huelva y vinculado al ceiA3, la ‘Convocatoria de Ayudas para la promoción de la innovación agroalimentaria mediante la organización de eventos ceiA3 2019’, que se mantendrá abierta hasta el próximo 18 de diciembre.

Para acceder a todos los detalles de la convocatoria, puede pinchar en el siguiente enlace: http://www.ceia3.es/es/convocatorias/congresos-y-jornadas/7022-convocatoria-eventos-ceia3-2019

Publicado en Ciencia

 

Un grupo de investigación adscrito al ceiA3 RNM-315 ‘Análisis y planificación del medio natural’ de la Universidad de Huelva está trabajando en un proyecto que pretende la búsqueda de nuevos cultivos, en especial la incorporación de especies fijadoras de nitrógeno, como son las leguminosas, que puedan ser aprovechables para fines energéticos de forma más eficiente y respetuosa con el Medio Ambiente que los que existen actualmente

El estudio, en el que están trabajando conjuntamente investigadores de los departamentos de Ingeniería Química y Ciencias Agroforestales de la Universidad de Huelva, se centra en la búsqueda de especies y variedades, y sobre todo de clones, más productivos y eficientes en el uso de los recursos y tengan cualidades más adecuadas para la producción de biomasa con fines energéticos. O incluso para otros fines, como pueden ser la producción de pulpa.

Específicamente, en palabras de uno de los investigadores participantes, Raúl Tapias, “la novedad del estudio actual con respecto a los realizados en fases anteriores consiste en la búsqueda de nuevos cultivos para fines energéticos, que no entren en conflicto con cultivos agrícolas, lo que en ocasiones podría generar repercusiones tanto en el precio de los alimentos, y que sean más eficientes y respetuosos con el Medio Ambiente.

Es decir, como ha explicado Manuel Fernández Martínez, uno de los responsables del proyecto, también se pretende que sean cultivos que requieran menos agua y menor cantidad de fertilizantes. En este sentido, las leguminosas son de especial interés, por su capacidad de fijar el nitrógeno atmosférico en el suelo, no directamente aprovechable por la planta, pero sí por las bacterias que viven en simbiosis con ellas en sus raíces. Dicha fijación de nitrógeno supone un ahorro en fertilizante, así como una ventaja en la lucha contra el cambio climático, ya que éste elemento supone un alto coste energético, económico y forma gases contaminantes y de efecto invernadero.

Concretamente, la especie leguminosa en la que se centran actualmente es la Robina pseudoacacia (o llamada también falsa acacia), que es una planta ornamental presente en las calles, así como otras especies no fijadoras como el olmo o el eucalipto.

En definitiva, la finalidad del estudio es buscar energías alternativas a los combustibles fósiles y para ello una de las fuentes principales y con más proyección de crecimiento sería la biomasa. Dentro de ésta, los residuos están más o menos limitados y se aprovechan en la actualidad.

Como explica Raúl Tapias, donde hay una gran potencialidad de crecimiento es en los nuevos cultivos orientados a la producción de biomasa para producir energía y que se pueda transformar, por ejemplo, en electricidad, en centrales más o menos concentradas, y a nivel doméstico para producir calor como en las calefacciones.

Metodología

Este proyecto está basado en investigaciones previas que se han realizado en los últimos 8 años y que han permitido que se haya investigando con distintas especies leguminosas, tanto de Europa como de otras partes del mundo.

Durante las investigaciones se hicieron las mismas comprobaciones, adaptaciones del cultivo a las condiciones de nuestro entorno, posibilidad de transformación de biomasa (tanto pulpa – producción de celulosa – como energético, combustión para producir energía).

Los trabajos se están desarrollando en parcelas experimentales de Huelva, Granada y zonas de interior. Se estudia la producción, la adaptación a las condiciones de cada lugar, la eficiencia en el uso de los recursos del agua, fertilizantes. También se analiza la biomasa y se transforma, por ejemplo, en pellets y se analiza la calidad de éstos para uso doméstico, en cuanto a durabilidad y poder calorífico.

El proyecto denominado “Integración industrial y balance medioambiental y de CO2 de procesos termoquímicos en biorrefinerías de especies forestales de alta productividad y residuos agroindustriales”, concedido en la convocatoria del Plan Nacional, tiene una duración prevista de tres años. Y los investigadores principales son Francisco López Baldovín del subproyecto CTQ2017-85251-C2-1-R y Manuel Fernández Martínez de CTQ2017-85251-C2-2-R

Publicado en Ciencia

El ceiA3 ha realizado una presentación del Programa Copernicus a participantes del Proyecto Erasmus + de la Universidad de Huelva y de Namibia

Concretamente, el ceiA3 ha hecho su exposición en la sección del curso titulado ‘Application of Remote Sensing for Environmental Monitoring’ impartido esta mañana en la Universidad de Huelva, y donde ha abordado cuáles son las líneas de actuación del Campus, así como de sus dos áreas de especialización estratégica: Digitalización y Big Data, dentro de la que se encuadra la pertenencia a Copernicus, y Bioeconomía.

El ceiA3 forma parte del Programa Copernicus Academy Network desde el año pasado y tiene un plan de actuación que incluye el acercamiento de las posibilidades de este proyecto a la comunidad universitaria e investigadora, para que puedan aprovechar el potencial que éste ofrece.

Copernicus es una iniciativa conjunta de la Comisión Europea y de la Agencia Espacial Europea que tiene como objetivo principal la observación del Medio Ambiente para entender mejor los cambios ambientales que se producen en la tierra, el por qué de estos cambios, su influencia en nuestras vidas y de ese modo de contribuir a la protección del medio ambiente, la salud y la seguridad de los ciudadanos. Se trata de una herramienta para el desarrollo económico y un conductor para la economía digital y que ofrece una red de datos gratuitos, completos y abiertos.

El pasado 25 de abril a las 17:57 GMT (19:57 CEST) ha tenido lugar el lanzamiento de Sentinel-3B dentro del programa europeo Copernicus, un hito que ha completado la constelación del primer conjunto de misiones Sentinel. El despegue tuvo lugar desde el cosmódromo de Plesetsk (Rusia).

Publicado en Convocatorias

Fuente: Gabinete de Comunicación Universidad de Huelva

La Universidad de Huelva (UHU) mediante el proyecto de investigación europeo ‘Tecnologías para el manejo y supervisión del cultivo del olivo (Tecnolivo)’, impulsará la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación en este fruto, en base a novedosas técnicas de agricultura de precisión mediante drones. La UHU forma parte de las universidades que constituyen el ceiA3, junto a la de Amería, Cádiz, Córdoba y Jaén.

El ‘Tecnolivo’ está liderado por el catedrático de la Onubense, el profesor José Manuel Andújar, y en él participan, junto a parte de investigadores de su grupo de investigación, denominado ‘Control y Robótica TEP 192‘, el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA, España); el Instituto Nacional de Investigação Agrária e Veterinária (Portugal); Ubiwhere Lda. (Portugal); la Sociedad Cooperativa Andaluza Nuestra Señora de la Oliva (España) y la Murtigao – Sociedade Agrícola, S.A. (Portugal).

Este proyecto, financiado con 2,5 millones de euros, persigue el desarrollo de una solución tecnológica comercializable (Tecnolivo) y de fácil uso por el agricultor, que permita la gestión integral, ecológica y optimizada del olivar mediante la monitorización no invasiva de parámetros agronómicos de interés. El objetivo es modernizar un sector tradicional como el de la olivicultura, creando un producto tecnológico pionero, que abra nuevas posibilidades de negocio y sitúe a la cabeza de la innovación internacional el sector en Huelva y sur de Portugal y, por extensión, en el resto de Andalucía y centro de Portugal. Con ‘Tecnolivo’, también se busca mejorar la sostenibilidad del cultivo del olivo, favoreciendo un uso óptimo de los recursos.

El proyecto presenta una solución integral, en el sentido de que no se trata solo de realizar vuelos con drones para obtener datos de cultivos mediante cámaras u otros sensores, algo que ya puede hacerse hoy en día, sino configurar una solución completa que integre la obtención de datos, transmisión, procesamiento, interpretación, visualización y guiado de acciones, de forma cercana y ergonómica para el agricultor. Más aún, ‘Tecnolivo’ pretende ser un sistema manejado por el mismo agricultor, de modo que después de un proceso de aprendizaje, constituya una herramienta más, como los aperos de labranza o el propio tractor, que tiene a su disposición para llevar a cabo su trabajo diario. De hecho, tiene una configuración dinámica, de modo que en cada ocasión se pueden identificar zonas diferentes del olivar en cuanto a interés, por mostrar mayor variabilidad, una vez establecidas estas zonas desde el aire, la red se instala en ellas.

El sistema se configura en base a un dron o red de ellos dotados de sensores que actuarán conjuntamente con una red de sensores terrestres, lo cual permitirá monitorizar en tiempo real y de forma georreferenciada los parámetros clave del olivar. De este modo, se conocerá en tiempo real desde el estado hídrico y de nutrientes individualizado de cada árbol, hasta una estimación de la cantidad de cosecha, contando además con una evaluación de la existencia o no de plagas y enfermedades, tratamientos a aplicar, en qué zonas del olivar y en qué medida.

‘Tecnolivo’ persigue crear valor añadido en el sector del olivar en la provincia de Huelva, potenciando la transferencia de tecnología desde la universidad, de modo que se puedan generar mayores oportunidades de negocio y empleo de calidad.

Durante la mañana de hoy ha tenido lugar en la Universidad de Huelva, en la Facultad de Derecho, una reunión técnica en la que han participado los socios del proyecto para avanzar en los últimos detalles de su puesta en marcha. La rectora de la Universidad de Huelva, María Antonia Peña, ha resaltado el “carácter internacional del proyecto, que nos demuestra que desde esta universidad pequeña podemos tener las ventanas abiertas al mundo exterior y podemos encontrar socios internacionales que nos ayuden en nuestro camino”. Junto con la internacionalidad del proyecto, María Antonia ha subrayado su “estrecha vinculación con el entono productivo, con el tejido empresarial y, en particular, con un sector tan fuerte en Huelva como es el agroalimentario. Un sector que todavía arrastra parte del modelo de agricultura tradicional pero que, sin embargo, tiene una vocación de innovación y de mejora muy fuerte”. Por eso, este proyecto reúne “lo que nosotros vemos en el horizonte para la Universidad de Huelva y, sobre todo, para su sector investigador, que es la posibilidad de compatibilizar la visión internacional de los proyectos con el arraigo dentro del propio entono productivo. En definitiva, innovar, internacionalizar y, al mismo tiempo, ejercer esa otra función de la universidad que es la transferencia”, ha concluido.

El Proyecto TECNOLIVO fue aprobado en la primera convocatoria de proyectos del Programa Interreg V-A España-Portugal (POCTEP 2014-2020) y está cofinanciado con fondos FEDER.

Publicado en Ciencia
ceiA3 investigación y transferencia formación internacionalización cultura científica 
¿qué es?
¿quiénes forman parte?
gobernanza
contacte con nosotros
convenios
portal de transparencia
¿qué investigamos?
grupos
portal para el investigador
clústeres
talentos ceiA3
empresas colaboradoras
escuela internacional de doctorado
grados
oferta de másteres
training network courses
movilidad internacional
international partners
actividades de promoción
conferencias
blogs de ciencia
campus científico de verano

Proyecto financiado por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades / Ministerio de Economía y Empresa / Junta de Andalucía en el Marco del Programa Campus de Excelencia Internacional
Aviso Legal |   Síguenos en:  Twitter Facebook LinkedIn Youtube
Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
Universidad de Almería Universidad de Cádiz Universidad de Córdoba Universidad de Huelva Universidad de Jaén CSIC Junta de Andalucía - Consejería de Agricultura y Pesca Ministerio de Economía y Empresa Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades Junta de Andalucía Unión Europea Santander Universidades