Adaptan productos agroalimentarios al gusto de los consumidores


Investigadores del IFAPA, centro asociado al ceiA3, colaboran con entidades privadas para avanzar en la calidad de la fresa

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, a través del IFAPA, avanza en la adaptación de los alimentos y bebidas a las demandas de los consumidores. Para lograr este objetivo, los científicos del Gobierno andaluz colaboran con diversas entidades privadas de la región, entre otras líneas de investigación, en la caracterización genética de los cultivos o en el desarrollo de nuevos productos agroalimentarios.

Un ejemplo de esta cooperación público-privada es el trabajo que desarrollan IFAPA y la empresa Fresas Nuevos Materiales (FNM), encaminado a utilizar marcadores moleculares para seleccionar de manera más eficiente las mejores variedades de fresa. Su objetivo final es seleccionar los tipos de cultivo más adecuadas, tanto a las condiciones agro-climáticas como a los gustos de los consumidores. En concreto, este trabajo común en el ámbito de la I+D se centra en la optimización de tests de ADN predictivos para conocer, por un lado, la resistencia de cada fruto a las enfermedades, y por otro, sus características de calidad. De esta forma, se avanzará en la eficiencia de los programas de mejora de fresas que desarrollan tanto esta empresa onubense como el grupo de investigación en Genómica y Biotecnología de fresa del Centro IFAPA de Málaga.

El instituto andaluz trabaja en la aplicación de marcadores moleculares para la identificación varietal, la caracterización genética y la identificación de los genes responsables de las diferencias de las fresas dependiendo de su variedad. Entre los principales objetivos del IFAPA se encuentra la identificación de los alelos que conllevan un incremento de la calidad organoléptica (el sabor) y nutricional (compuestos antioxidantes como antocianinas, flavonoides o vitamina C). Contar con este conocimiento podría ser de gran utilidad para seleccionar los cultivos que contengan una combinación de genes más adecuada y avanzar así en la mejora con respecto a las variedades anteriores.

La complejidad genética de la fresa (Fragaria x ananassa) ha retrasado el desarrollo de herramientas moleculares que permitan una mejora más eficiente de este cultivo. Sin embargo, en los últimos años se ha conseguido secuenciar su genoma y ya se han identificado, por ejemplo, numerosos marcadores moleculares asociados a la resistencia o tolerancia a enfermedades fúngicas.

Fuente: IFAPA

Etiquetas:


UAL_logo_230x230
UCA_logo_230x230
UCO_logo_230x230
UHU_logo_230x230
UJA_logo_230x230
SUBSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN DE NOVEDADES