Efectos del aceite de oliva virgen sobre la salud cardiovascular – Fernando López Segura


El Doctor del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba e investigador del grupo ‘Interacción genes-ambiente | CTS-525’ adscrito al Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario ceiA3 de la Universidad de Córdoba (UCO) y la Fundación Maimónides, Fernando López Segura, describe los principales efectos del aceite de oliva virgen sobre la salud cardiovascular.

El experto recuerda los primeros estudios sobre problemas coronarios y la diferencia entre países respecto al consumo de grasas. “Una investigación analizaba más de doce mil personas de diferentes zonas para ver dónde tenían más colesterol en la sangre para comparar”.

El estudio desvelaba que “en los que utilizaban menos grasa, tenían menos colesterol en sangre y por tanto se morían menos de infarto” al apuntar que el consumo de grasa era “sobre todo el aceite de oliva” y con la investigación que se iniciaba en los años sesenta, “empieza la teoría lipídica y la importancia del aceite de oliva”.

La dieta mediterránea

Otro punto de inflexión es el diseño de la pirámide de la dieta mediterránea. Es una dieta que “se lleva consumiendo en la cuenca mediterránea desde hace más de diez mil años, que es la época en la que más o menos pensamos, se empieza a elaborar el aceite de oliva”.

Se trata de una dieta de proximidad y pobre. Está basada en el consumo de alimentos frescos, de vegetales de temporada con un alto contenido, por ejemplo, en pescado, cantidad reducida de carne porque era cara y como grasa fundamental de la dieta, el aceite de oliva. “Se trata de la primera definición de los años sesenta de Ancel Keys de esa dieta mediterránea”, indica el profesional.

Mortalidad proporcional en España

Respecto a la mortalidad, el especialista afirma que, con mejor diagnóstico y tratamiento, “se cura el 60% de los tumores” y que no se trata de la causa de muerte ni de enfermedad “más importante en la población”. Actualmente, añade, “de lo que nuestra población enferma y muere fundamentalmente son de las enfermedades cardiovasculares” y que su investigación se centra en el aceite de oliva.

Más de 17.000 estudios

Hasta el año 2020 existen más de 17.000 estudios realizados en el mundo científico publicados en revistas con garantía sobre los beneficios saludables del aceite de oliva. Desde los años sesenta, “la curva crece multiplicándose por veinte hasta nuestros días”.

Por tanto, indica, “hoy tenemos una serie de resultados solventes con un importante número de grupos de investigación y todo este tipo de resultados y de efectos no se deben a una investigación aislada, por lo que tiene una solvencia científica importante”.

El experto recuerda que anualmente, “se va multiplicando entre un 20 y un 30% el número de estudios sobre los efectos del aceite de oliva” al sostener que “en el mundo científico, a nivel mundial, el interés por el aceite de oliva virgen es cada vez mayor”.

Factores de riesgo

Entre los principales factores de riesgo, determina el experto, figuran “colesterol, hipertensión arterial, diabetes y obesidad”. Además, junto con el tabaco, son factores que van a definir que una persona padezca arterioesclerosis y sus consecuencias pueden ser “el infarto o la trombosis cerebral”.

Aceite de oliva y colesterol

Desde los primeros estudios hasta la actualidad no existe duda, “la grasa más saludable que puede consumir el ser humano para prevenir la arterioesclerosis, el infarto de miocardio o la trombosis general es el aceite de oliva”, sostiene.

Su grasa, el ácido oleico, el ácido graso monoinsaturado es “la única grasa que es capaz de subir el colesterol bueno, el HDL, y disminuir el colesterol malo, LDL”. Así, “el colesterol bueno es capaz de que desaparezcan las lesiones de arterioesclerosis que ha producido el colesterol malo”. Por ende, “elevar este colesterol bueno es tan importante que sólo lo pueden hacer además el aceite de oliva virgen y el ejercicio”.

Hoy en día, describe, “ninguna sociedad científica cuestiona que la grasa más saludable con respecto al colesterol es sin duda el aceite de oliva”.

Oxidabilidad in vitro

Por otro lado, “no solamente respecto a esa elevación de colesterol bueno y esa disminución del malo, el concepto de oxidación es importante”. El colesterol “malo” por sí mismo no produce enfermedad, ya que “nosotros podemos tener en la sangre toda la cantidad de colesterol malo que tengamos 300 miligramos, pero si no se oxida, no se deposita en las arterias y no produce arterioesclerosis”.

El experto afirma que el aceite de oliva virgen tiene “un efecto de protección frente a la oxidación del colesterol malo importantísimo”.

Además, “retrasa la oxidación del colesterol malo, por lo que retrasa y disminuye la capacidad que tiene de producir arterioesclerosis”.

Aceite de oliva e hipertensión

En este sentido, un factor de riesgo tan importante como el colesterol es la hipertensión ya que “afecta a un 40% de las personas mayores de 50 años”. Además, es responsable de un porcentaje importante de infartos “pero de uno mucho mayor de accidentes cerebrovasculares”, indica.

Según el experto, “podemos confirmar de una forma fehaciente que el consumo de aceite de oliva virgen también tiene un efecto beneficioso sobre la tensión arterial”.

Aceite de oliva y diabetes

Otro factor riesgo destacado es la diabetes del adulto. “La diabetes es un gran reto y de los problemas sanitarios más importantes en el siglo XXI”, incide.

Como ocurre con la hipertensión, “no había estudios de aceite de oliva y diabetes ya que comenzaron hace unos treinta años”. Para el especialista, “la grasa más saludable que puede consumir un diabético es el aceite de oliva virgen”, ya que son miles de estudios que lo respaldan.

Si la persona está en tratamiento con insulina o antidiabéticos orales, sostiene, “disminuye las necesidades de éstas”. De esta forma, si el paciente está en una prediabetes puede retrasar o evitar su desarrollo “hasta el punto de que las nutriciones artificiales usadas en hospitales cuando los diabéticos están en una situación grave, tanto por sonda como por vía intravenosa, la mitad de las calorías aportadas están en forma de ácido oleico”.

“Hay una evidencia clara de que el consumo de aceite de oliva virgen puede prevenir o mejorar la diabetes en los pacientes que estén predispuestos”, apunta.

Aceite de oliva y trombosis

Otra de las consecuencias importantes de la arterioesclerosis, define, “es cuando se produce el trombo, el coágulo, cuando se produce el infarto de miocardio o la trombosis cerebral”.

“En 1996 publicamos el primer estudio sobre el efecto anticoagulante del aceite de oliva virgen y no existían estudios en el mundo sobre este tema”, sostiene. Hasta ese momento se pensaba que eran “los omegas3, la grasa del pescado, el alimento más beneficioso por su efecto antiagregante”. A partir de nuestros primeros estudios en aceite de oliva virgen y coagulación, “pudimos demostrar que el aceite de oliva virgen tiene un efecto anticoagulante y antiagregante similar a los omegas3”. Además, manifiesta, es “el único alimento que no lo producen ni los omega3 ni una dieta baja en grasa que es capaz de activar al sistema fibrinolítico”.

Se trata de un sistema de disolución natural de los coágulos. “En nuestro organismo, nosotros tenemos un sistema que está disolviendo los coágulos que se nos están produciendo continuamente y este sistema sólo es capaz de estimularlo el aceite de oliva virgen”.

Aceite de oliva y metabolismo ósea

Otro factor es el efecto antiinflamatorio. “Realmente parece que se apunta a su efecto antiinflamatorio de los componentes minoritarios, pero sobre esto no existen todavía suficientes evidencias”, aclara. Aquí también se podría incluir la prevención de la osteoporosis si el aceite de oliva se empieza a consumir desde la infancia, aunque, aclara, “no hay evidencias claras sobre ese tema”.

Efecto en prevención o mejora

El experto indica que el aceite de oliva virgen tiene un efecto favorable sobre el metabolismo de la glucosa y sobre los lípidos”.  Además, “probablemente tenga impacto favorable como efecto antiinflamatorio importante, que mejora la función de todas nuestras arterias, con un efecto hipotensor y un efecto protector en definitiva de la arterioesclerosis”.

Estas declaraciones forman parte de la Jornada Divulgativa online ceiA3 ‘Aceites de Oliva: Propiedades saludables y Alegaciones Autorizadas’, en el marco del Proyecto Singular AgroMIS: ceiA3 instrumento estratégico hacia un tejido productivo Agroalimentario Moderno, Innovador y Sostenible: motor del territorio andaluz, está cofinanciado por la Junta de Andalucía y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

#AgroMIS



UAL_logo_230x230
UCA_logo_230x230
UCO_logo_230x230
UHU_logo_230x230
UJA_logo_230x230

Centro colaborador
SUBSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN DE NOVEDADES